NO A UNA COMPAÑÍA MILITAR,

 

PETROLERA DE GAS Y MINERA

 

MILITARES A SU ZAPATO

 

 

Henry Jiménez Guanipa[1]

 

      1. Introducción.

El pasado 11 de febrero el Presidente autorizó la creación de la Empresa del Estado, Compañía Anónima Militar de Industrias Mineras, Petrolíferas y de Gas (CAMIMPEG), adscrita al Ministerio del Poder Popular para la Defensa (Decreto Nº 2.231). Esta decisión ha provocado todo tipo de reacciones, sospechas, dudas y además muchas interrogantes, ante lo que podría calificarse como otro intento criminal de continuar succionando las riquezas naturales propiedad de la Nación.

 

Concederle a una institución como la FAN, cuestionada como nunca antes por su presunta participación en actividades de narcotráfico, contrabando de hidrocarburos y derivados, de oro y otros minerales, la posibilidad legal de que efectúen “…todo lo relacionado a las actividades lícitas de Servicios Petroleros, de Gas y Explotación Minera en general, sin que esto implique limitación alguna (destacado nuestro; encabezado del art. 3 del decreto)”, podría ser perfectamente una broma para el día de los inocentes, pero no lo es y está en marcha y como dice el refrán, Zamuro cuidando carne.

 

Definitivamente nuestra capacidad de asombro no se agota. Que esto esté ocurriendo en Venezuela, un país con más de 100 años de experiencia en exploración, explotación, refinamiento, exportación y comercialización de hidrocarburos? En un país donde los pocos aportes significativos de los militares cuando han gobernado ha sido la repartición de concesiones a las compañías transnacionales y más recientemente desde 1999 bajo un gobierno cuasi militar, la destrucción sin precedente de la Industria Petrolera Nacional IPN y en particular de PDVSA?.

 

Esto aclara algunas dudas surgidas al amanecer de este año. El 30 de diciembre de 2015 antes que feneciera la ley Habilitante,  el Presidente promulgó la Ley Orgánica que Reserva al Estado las Actividades de Exploración y Explotación del Oro y demás Minerales Estratégicos, que serán ejercidas y probablemente monopolizadas por las FAN a través de la CAMIMPEG. Es decir que ahora las FAN actuarán “legalmente”, o mejor dicho con licencia, en negocios vinculados al Petróleo, Gas y Minería, especialmente Oro.  

 

2.   A que deben dedicarse las Fuerzas Armadas?

 

 Aunque parezca redundante, es importante dejar claro que al menos las actividades petroleras, de gas natural, la minería y en especial la búsqueda y explotación de oro y demás Minerales Estratégicos nada tienen nada en común con las funciones atribuidas a la Fuerza Armada Nacional. En efecto, la Constitución en su artículo 328 establece que “es una institución sin militancia política, organizada para garantizar la independencia y soberanía de la Nación y asegurar la integridad del espacio geográfico, mediante la defensa militar, la cooperación en el mantenimiento del orden interno y la participación activa en el desarrollo nacional”. Es decir que la FAN tiene, sin lugar a dudas, una función eminentemente de apoyo, de resguardo, de protección del Estado y al servicio de la Nación, como bien lo ratifica la Ley Orgánica de la Fuerza Armada Bolivariana en su art. 4, al destacar su función de “Apoyar a los distintos niveles y ramas del Poder Público en la ejecución de tareas vinculadas a los ámbitos social, político, cultural, geográfico, ambiental, económico…”

 

Por lo tanto, cuál es el interés y qué sentido tiene involucrar a la FAN en actividades INCOMPATIBLES con sus funciones?. Con todo respeto, pero las FAN no ha sido entrenada para eso, ni sus oficiales, suboficiales y tropa en general poseen los conocimientos técnicos de una industria tan compleja como la de hidrocarburos y minera. De allí que sea lógico preguntarse, que pueden saber sobre: rehabilitación y mantenimiento de pozos petroleros, reparación, mantenimiento y administración de taladros de perforación, fabricación, reparación y mantenimiento de las estaciones de flujo, bombeo, y plantas compresoras en áreas terrestres o marinas; servicios de reparaciones de bombas? O sobre la importación, exportación, distribución, comercialización, compra venta de productos químicos para la industria minera, petroquímica, petrolera y gasífera? O sobre la construcción civil, mecánica, petrolera y eléctrica, o sobre planes de derrames de hidrocarburos, construcciones para desechos de hidrocarburos, transporte y manejo de desechos de perforación? O sobre las actividades de minería, solo por mencionar algunas de las innumerables atribuidas a la CAMIMPEG en el mencionado decreto?. Es como pretender que un ingeniero petrolero, químico, geólogo o un obrero experto en taladros de perforación, tenga a su vez el dominio de fusiles, ametralladoras, conduzca tanques o aviones de combate, de allí el sentido del refrán, Zapatero a su Zapato.

 

Volvemos a preguntarnos, cual es realmente el propósito de que la FAN asuma el control de actividades que no le son ni inherentes ni conexas, cuando ni siquiera cumple a cabalidad las que le son propias por mandato constitucional y por la ley especial que las rige?. Veamos algunos ejemplos. De acuerdo con el art. 4 de la ley Orgánica de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, estas deberán: 1. Asegurar la soberanía plena y jurisdicción de la República… (No cumplen, en las fronteras manda la delincuencia y los grupos guerrilleros) 2. Defender los puntos estratégicos que garantizan el desenvolvimiento de las actividades de los diferentes ámbitos: social, político, cultural etc. (No cumple, manda la delincuencia). 3. Promover y realizar actividades de investigación y desarrollo, que contribuyan al progreso científico y tecnológico de la Nación, dirigidas a coadyuvar a la independencia tecnológica de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (No cumple, ahora depende de Cuba). 4. La posesión y el uso exclusivo de armas de guerra… (No cumple y el hampa se las roba a cada rato). Es decir que en lo más elemental no aprueban el test de su razón de ser.

 

Entonces, como podrán desempeñar eficientemente nuevas responsabilidades, mucho más complejas, técnicas, riesgosas y desconocidas para ella, en lugar de reinventarse, profesionalizarse, combatir la corrupción interna que la corroe, rescatar la meritocracia (art. 331 CRBV), el orgullo y la dignidad que alguna vez ostentó?. Será que contratarán a miles de profesionales para que las realicen en su nombre, creando más burocracia y corrupción?. Será que desmantelarán a PDVSA y se la llevarán para las Fuerzas Armadas o que esta la absorberá?. O es que existen otros intereses más asociados al narcotráfico, al comercio ilegal de petróleo, gas y sus derivados, o a la venta de oro y coltán a las mafias internacionales, o será que quieren levantar una industria paralela, así como el mal llamado poder popular paralelo? Hay que investigar y debatir urgentemente este tema en la Asamblea Nacional, más aun si de acuerdo a reconocidos expertos, Venezuela se ha convertido en el primer traficante de drogas de América Latina, superando a México y Colombia (Bayardo Ramírez: El Universal 29-09-2014).

 

3.   Las FAN en la IPN, en el sector eléctrico y en el contrabando de minerales

 

Es importante no olvidar que la decadencia y destrucción de la IPN ha venido justamente de la mano de una política energética dirigida con manu militari por un ex militar. El caso más emblemático lo constituye el estado agonizante en que se encuentra PDVSA. En efecto para 1999 PDVSA figuraba entre las principales corporaciones globales del mundo. Producía  3.4 millones de barriles diarios de petróleo con tan solo 43 mil empleados. Actualmente apenas produce con el esfuerzo de las transnacionales 2.5 millones de barriles diarios, empleando para ello más de 150 mil trabajadores. Esa empresa hoy día es el hazme reír de los mercados internacionales: endeudada y salpicada por una red de lavado de dinero que involucra a algunos de sus principales ejecutivos y a su ex presidente Rafael Ramírez. (Tablante-Tarre: El Gran Saqueo).

 

La FAN juega un papel dudoso en el control del contrabando de combustibles.  Las cifras ofrecidas por PDVSA señalan que cada día se extraen hacia Colombia entre 50 y 100 mil litros de gasolina. Abundante material, artículos de prensa y testimonio de habitantes del Caribe colombiano dan cuenta de la magnitud de este negocio. Los grandes comerciantes y pequeños pimpineros se desplazan  por trochas desde La Guajira a Maracaibo, sobre el río Limón, donde se cargan miles de galones de gasolina venezolana hacia Colombia, lo mismo que productos alimenticios. Las cifras de la ONG Venezuela Adentro, revela que no solo 159 mil barriles diarios se desvían y salen por nuestras fronteras vía terrestre o por el río Limón, sino que el grueso del combustible para consumo nacional se despacha en buques desde nuestras propias refinerías para ser vendidos a precios de contrabando en un mercado paralelo que opera en el Caribe, aparentemente bajo la mirada complaciente de la FAN. (Dámaso Jiménez).

 

En el sector eléctrico la manu militari también se ha posado. Para enfrentar la inédita crisis de generación y suministro de electricidad que padece permanente el país, el gobierno no solo ha apelado al lenguaje y estrategia militar para resolverla; creando el Estado Mayor Eléctrico, militarizando las instalaciones a nivel nacional, sino que ascendió a la máxima dirección ejecutiva de CORPOELEC, a militares activos y retirados con catastróficos y lamentables resultados. El sistema eléctrico nacional cuenta con una capacidad instalada superior a los 34.000 Mw, pero por falta de mantenimiento, desuso de equipos recién adquiridos, escases de combustibles para las plantas termoeléctricas que PDVSA debe suministrar, pero que no produce, y la corrupción, solo es capaz de generar 16.500 Mw, ante una demanda que alcanza los 18.000 (Mw). Pero lo más grave es que este desastre lo han logrado invirtiendo en 16 años, entre 1999 hasta 2015, más de 85 mil millones dólares, frente a los 48 mil millones de dólares que fueron invertidos en 48 años, desde 1950 hasta 1998. (Informe Grupo Zuloaga, 2014).

 

En cuanto a la explotación y comercio ilícito del oro, se calcula que alcanza las 25 toneladas al año e involucra a todo de tipo de mafias y bandas criminales con el conocimiento de las FAN, que presuntamente estaría involucrada en el negocio, al menos esto se cuenta en innumerables videos y reportajes que se encuentran en las redes sociales y que deberían investigarse. (Vea el documental).

 

El gobierno nacional ha explicado a través del Ministro de Petróleo y Minería y presidente de PDVSA Eulogio Delpino, en referencia a la Ley Orgánica que reserva al Estado las Actividades de Exploración y Explotación del Oro y demás Minerales Estratégicos, que ese instrumento legal pretende promover el desarrollo social y económico del país impulsando nuevas fuentes de divisas que frenen la dependencia de la renta petrolera. Según sus estimaciones, en el campo minero las reservas calculadas en unas 7.000 toneladas métricas de oro a precios actuales, representarían al menos 200.000 millones de dólares. Es aquí donde la empresa militar CAMIMPEG entra en juego, explotar y aprovechar esas riquezas, gerenciada por los altos mandos militares.

 

Hay que estar atentos al anuncio que hará el Sr. Delpino el próximo 24 de febrero. Se espera que informe sobre la declaratoria de la Zona Estratégica del Desarrollo Nacional del Arco Minero y el Proyecto Magna Reserva Minero, que permitirá la certificación de reservas auríferas del país. En ese plan, presumimos, buscarán asegurarse los derechos de explotación a favor de la CAMIMPEG que pueden ser por 50 anos, e incluso prorrogables.

 

4.   Hacia un Estado traficante?

 

Se sabe que el comercio ilegal de petróleo, combustibles y minerales de alto valor en el mercado ha crecido exponencialmente. El Ministerio de Defensa de Rusia por ejemplo,  ha presentado imágenes satelitales como pruebas de que el destino del petróleo robado por los terroristas del EI es Turquía. Los terroristas utilizan al menos 8.500 vehículos para el comercio criminal de petróleo, transportando hasta 200.000 barriles de crudo al día".

 

En México la delincuencia organizada sustrae diariamente miles de litros de gasolina de los poliductos que luego se comercializan internamente o son transportados a Guatemala. Según el Informe de Sustentabilidad de Pemex de 2015, en 2014 el número de tomas clandestinas en los oleoductos llegó a 4.125 un aumento del 43.7 por ciento con respecto al año anterior (pdf: p. 55). Adicionalmente dos carteles rivales, Los Zetas y el cartel del Golfo en años recientes han diversificado su portafolio delictivo con el robo de gas, petróleo crudo y combustible, que venden a refinerías en Texas o a gasolineras al otro lado de la frontera. (jornada.unam.mx).

 

En África el drama no puede ser peor. La desinstitucionalización, inestabilidad política, corrupción generalizada en cuerpos policiales y militares, pobreza, conflictos raciales y religiosos aunados a ciertas condiciones geográficas; amplias costas y desiertos, han creado el entorno ideal para la proliferación de mafias nacionales e internacionales que trafican con seres humanos, armas, flora y fauna, diamantes, oro, coltán y petróleo. (José María Blanco Navarro: Tráficos ilícitos África).

 

Cualquier parecido con la realidad de Venezuela no es coincidencia. La delincuencia desde el Estado ha permeado hacia abajo, multiplicándose ante la explosiva crisis económica que alcanza niveles únicos a nivel mundial. Venezuela ocupa el primer lugar en: inflación; inseguridad; corrupción (lugar 9 en el mundo, 1 en Latinoamérica); desinstitucionalización; desabastecimiento de comida y medicina  y pare de contar. Con estas condiciones no cabe duda que las mafias tienen el camino despejado para terminar de apoderarse de todo, incluyendo las riquezas naturales, al menos eso creen. Será que hay conexiones con mafias internacionales? Hay que investigar.

 

5.   Porque decir No a la CAMIMPEG

 

1. Porque con esta empresa CAMIMPEG se violaría el art. 25 de la Ley Orgánica de la Administraciónn Pública en relación al principio de lealtad institucional, al no ..."respetar el ejercicio legítimo de las respectivas competencias", lo cual ocurriría de dos maneras: violando el Ministerio de la Defensa sus propias competencias y violando este las competencias, en razón de la materia del Ministerio de Petróleo y Minería: A modo de ejemplo tenemos el caso de CAVIM, que es una empresa del Estado, compañía adscrita al Ministerio de la Defensa que tiene el monopolio de la importación, exportación, almacenamiento, fabricación de armamentos, municiones, y otros materiales. Sería imposible imaginarse que esas competencias le fueran asignadas a otro ministerio, como el de Petróleo y Minería, que por cierto quedó en esta jugada como un Jarrón Chino.  

 

2. Porque existen evidencias que señalan que presuntamente las FAN o sectores dentro de ella tendrían vínculos con el crimen organizado, con lo cual se estarían violando los principios, valores y normas que la administración pública debe cumplir, previstos en el art. 10 de la Ley Orgánica de la Administración Pública, en particular los principios de honestidad, transparencia y buena fe.

 

3. Porque la FAN tendría un doble rol: primero como empresario a través de la CAMIMPEG procurando las mejores oportunidades en el negocio, y segundo como FAN tendrá a su cargo la responsabilidad de proteger las áreas mineras auríferas y de otros minerales establecidos como Zonas de Seguridad, con lo cual se configura una especie de monopolio, con una clara posición de dominio, violándose el art. 113 de la Constitución.

 

4. Porque en el ámbito jurisdiccional las FAN tiene asignada funciones de policía administrativa y de investigación penal ejercidas normalmente por la Guardia Nacional, convirtiéndola en juez y parte.

 

Es decir, que a través de este adefesio jurídico, económico y político llamado CAMIMPEG, las FAN tendrían el juego armado para propinarle a Venezuela Knockout fulminante. Con esta empresa y la Ley sobre el Oro y demás Minerales, las FAN, “vigilará y cuidará las riquezas naturales”, la explotará y hará negocios y en caso de faltas o delitos, ella misma con la función de policía administrativa, instruirá los expedientes para juzgar quién sabe a que inocente.

 

 

 

Digamos NO a la CAMIMPEG!!

 



[1] Abogado y Especialista en Ciencias Penales y Criminológicas, Universidades Santa María y Católica Andrés Bello de Venezuela. Máster en Derecho y Doctor en Derecho, Universidades de Heidelberg y Ruhr-Bochum de Alemania. Consultor, profesor e investigador visitante del Instituto de Derecho de Minas y de la Energía de la Universidad Ruhr-Bochum y del Instituto Max Planck de Derecho Público Internacional y Derecho Público Comparado, Heidelberg, Alemania. Trabajó 12 años para PDVSA. E-Mail: henryjjg@gmail.com